La lealtad de un consumidor se consigue mediante la capacidad de fidelizar al cliente que tiene una empresa siguiendo unas determinadas estrategias.

La fidelización es un concepto de marketing por el cual se logra la lealtad de un cliente a una marca concreta, a la que recurre de manera periódica, gracias a la consecución de una relación estable de los consumidores con la empresa en cuestión.

Este concepto se utiliza principalmente en las empresas cuyo objetivo final es lograr la satisfacción del cliente, y las bases que deben seguir son los principios de captar, convencer y conservar.

Una empresa establece una estrategia con la intención de fidelizar al cliente intentando superar sus expectativas y mejorando la experiencia del usuario. Existen muchas estrategias diferentes para lograr fidelizar al cliente, ya que desde el primer momento que el consumidor entra en contacto con la empresa, ya se puede comenzar a seguir una línea determinada de trato y servicio, para lograr su lealtad en el futuro.

Objetivo: fidelizar al cliente

  • Trato personalizado: El marketing personalizado permite ofrecer una imagen muy cercana de la marca con el cliente. Existen diversas formas de personalizar la relación, ya sea con videos personalizados o felicitaciones de cumpleaños, entre otras maneras de que el cliente sienta una determinada cercanía con la marca.
  • Comunicación continua: Para el cliente es muy importante sentir que su visión de las cosas y sus opiniones son escuchadas y se tienen en cuenta, para ello, la interacción entre la empresa y el cliente es básica. Establecer canales por los que el cliente pueda estar en contacto en cualquier momento con la marca es necesario para posibilitar esta interacción, además, la respuesta por parte de la empresa será fundamental para que haya una relación comunicativa cercana y favorable.
  • Sorprender: Las campañas de marketing que logran sorprender a los consumidores atraen su atención de una manera especial, por ello, es muy importante la anticipación, y conseguir ir por delante de la competencia; de esta manera, los clientes verán un factor destacado en la marca, y su confianza aumentará, siendo más posible lograr su fidelización.
  • Segmentación: Conseguir conocer a tus clientes es el primer paso para lograr su fidelización, ya que, gracias a esto, podrás dirigir ciertos productos o servicios a aquellos que sabes que pueden estar interesados. De esta manera, los clientes sentirán que reciben un trato personal, y demostrar que conoces sus intereses o necesidades, puede ser beneficioso para fidelizarlos.
  • Dar un valor agregado: A los clientes que recurren a la marca de manera periódica y que se pueden considerar que son fieles, habrá que tenerlos en cuenta y ofrecerles un trato mejor si cabe, para no perder su fidelidad, ya que un cliente leal, puede aportar nuevos consumidores al actuar como intermediario y recomendar la marca.