El agromarketing  juega un papel cada vez más imprescindible en el sector agrícolaLa alta competitividad de los mercados exige a las compañías mejoras permanentes dado el alto potencial del sector en ciertas zonas del territorio nacional, destacando especialmente la Región de Murcia. Por la complejidad que la industria agroalimentarias presenta, comenzando por la propia legislación (especialmente la  Ley de Cadena Alimentaria),  la clave del éxito se encuentra en el producto y en la elaboración de un plan estratégico adecuado que ponga en relación a la compañía agraria con los distintos eslabones, los cuales deben ser entendidos como ‘stakeholders’ o grupos de interés para la empresa:

  • Pequeños productores
  • Cooperativas hortofrutícolas
  • Intermediarios comerciales y distribuidores
  • Minoristas y mayoristas
  • Empresas de inversión 
  • Medios especializados y Administración pública

  LAS 4P´S IMPRESCINDIBLES DEL AGROMARKETING

Los pilares genéricos del marketing se engloban en las denominadas 4P´s de Kotler: producto, precio, placement y promoción. Estas líneas estratégicas y de trabajo ayudan a delimitar los campos de acción de cualquier compañía, por muy peculiar que ésta sea, y también son extrapolables al agromarketing.
Agromarketing marketing agricultura

Lo recomendable, como punto de partida, es saber establecer nuestro target objetivo respondiendo a la pregunta:¿a quién vendemos?”. Lo más común dentro de las empresas de alimentación -a excepción de los supermercados y grandes superficies- es que las estrategias vayan dirigidas al mercado B2B (business-to-business). Los planes de marketing en estos casos suelen aportar tintes menos emotivos y más racionales/competitivos en cuanto a la comunicación. La fijación del precio en estos casos es un elemento de gran importancia por los propios flujos de la oferta y la demanda.

ONLINE-OFFLINE, NUEVOS ESCENARIOS EN JUEGO

La digitalización de las empresas ha dejado de ser una sugerencia para convertirse en una clara obligación. Sobre todo, si tenemos en cuenta el contexto de globalización y la importancia de mercados emergentes y consolidados como Latinoamérica o los gigantes asiáticos.

marketing agricultura agromarketing
Los primeros destacan por su papel de productores, mientras los segundos son claramente consumidores de alimentos como el cacao, las frutas tropicales o mediterráneas, debido a su creciente poder adquisitivo. Ejemplos y buenas aplicaciones de agromarketing que pueden servir de guía para idear propuestas de valor las encontramos en:

  1. La cooperativa Unexport: presencia activa en redes sociales.
  2. Farmhack: proyectos colaborativos
  3. Alimentos Auténticos plataformas sociales.

Por ello, el agromarketing plantea la combinación de una sólida estrategia digital que apoye y sea combinar la comercialización de productos con la presencia en ferias sectoriales, algo crucial en estos momentos. El uso de los canales digitales permite, en primera instancia, un ahorro de costes y de gestión -al superar las barreras físicas-, mientras que a largo plazo puede canalizar una nueva fuente de ingreso ligada a la tendencia ecommerce o a la generación de nuevos contactos comerciales. ¿Qué os parece estas claves? ¿Añadiríais otras?