El agromarketing es una estrategia utilizada todavía por una parte mínima de marcas agroindustriales con el objetivo de crear contenidos relevantes para conseguir atraer a los clientes del sector productivo o del sector servicios, y aumentar la cartera de clientes de la empresa. Este método, también tiene una función de expansión de la marca, ya que el agromarketing online permite abarcar un mercado mayor. De esta manera, esta estrategia goza cada vez de un papel más importante en el sector, dada la alta competitividad de los mercados del sector en ciertas zonas del país.

Agromarketing, marketing aplicado a la agricultura

Esta estrategia se basa en ofrecer contenidos de interés tanto para los clientes que ya tienes como para los potenciales clientes que pueden verse atraídos por esos contenidos, generando una reacción positiva gracias a tu acercamiento. Esta aproximación al cliente no consiste en imponerles o venderles el producto, sino en estratégicamente crear interés por ciertos temas que le incumben para poder lograr fidelizar al cliente. Para ello, es importante que este acercamiento atraiga a los productores agrícolas, y conseguir el objetivo de convencerles de seguir esta nueva estrategia.

La diferencia entre el agromarketing y otro tipo de estrategias es la intención, las empresas dedicadas a este tipo de marketing de agricultura no desarrollan contenido para sumar ventas de manera directa, sino que su intención es generar contenido que brinden soluciones a los usuarios, que puedan inspirar a los clientes y estos así mejoren y puedan pensar en expandir su empresa, y crear necesidades que todavía no tienen, para que entonces puedan convertirse en compradores de sus productos o servicios.

Además, también es importante conocer al potencial cliente para poder darle lo que necesita, y saber cómo ofrecérselo. Es importante crear contenidos que atraigan al consumidor dándole facilidades para acceder a la información y usando términos que puedan generen confianza en la empresa por parte de los clientes. Hay que ser empático, preciso y eficaz, optimizando el contenido a ofrecer; incluyendo palabras claves, titulares claros, con un buen posicionamiento SEO e invitando a compartir el contenido.

El agromarketing también se ciñe a los pilares genéricos del marketing, denominados como las 4P’s de Kotler: producto, precio, lugar (placement) y promoción. Estas son las líneas sobre las que trabaja cualquier empresa para llevar a cabo una estrategia de marketing. Además, también es imprescindible (como para cualquier otro tipo de compañía) establecer el target objetivo de la empresa, y en el caso del agromarketing, lo más común es que las estrategias vayan enfocadas al mercado B2B (bussiness-to-bussiness) cuyos planes de marketing se caracterizan por la racionalidad y la competitividad.

Esta rama del marketing enfocada al sector agrícola está mostrando su potencial ya que permite a los productores atraer a un mayor número de clientes, sin límites geográficos y ayuda a mejorar la producción y la competitividad del sector.