Social Selling ¿Qué es y cómo puede ayudarte a vender más?

No es una moda, es tu estrategia en redes sociales.

Pero concretemos un poco. El Social Selling  es saber cómo puedes utilizar tus redes sociales para vender tus productos o servicios. Ser más visible a un menor coste. Ver y dejarse ver.

Quieres que te perciban como alguien en quién pueden confiar, y si esto ocurre, aumentarán tus probabilidades de venta sin ser agresiva.

Notoriedad y relevancia, tu punto de partida.

Busca la conexión entre lo que vendes y las necesidades, deseos, y problemas de tus clientes. No vendes, aportas información de valor y a partir de esa conexión con tu seguidor, empiezas a conversar. Preguntando, sabes lo que necesita y cómo tú podrías solucionarlo con tu marca.

Igual te estás preguntando si funciona o no….Sigue leyendo, la respuesta
puede sorprenderte.

Cuando ayudas de forma honesta a tus seguidores dándoles información para resolver algún problema que les quita el sueño, te están abriendo una puerta a la venta, vas a ser relevante y ocuparás un lugar en su cabeza cuando se encuentre ante una decisión de compra. estarán dispuestos a escucharte
cuando les hables de tu producto o servicio.

Suena bien, ¿verdad?. Pero no podemos olvidarnos de algo importante: Constancia y sistema de trabajo.

No sé si sabes, pero el porcentaje de abandono de marcas en las redes sociales es elevado, se empieza con muchas ganas y se acaba dejando “por falta de tiempo” a las pocas semanas. Una lástima, porque tus clientes están entre tus seguidores.

Para evitarlo, la clave es que tengas un sistema de trabajo. Nuestras
recomendaciones, apunta, son:

  1. Márcate unas metas diarias, semanales o mensuales con las que, siendo realista, puedas comprometerte.
  2. Elabora un listado de lo que estás convencido necesitas hacer diariamente, semanalmente, mensualmente para llegar a los clientes que quieres y necesitas que te conozcan.
  3. Podrías hacer un post semanal en tu blog, 1 video quincenal,  1 publicación diaria en tus redes o incluso un directo con alguno de tus proveedores para explicar lo que está detrás de tu proceso de fabricación, por poner un ejemplo.
  4. Lleva un control semanal, que no se quede apuntado en tu agenda de trabajo.
  5. Monitoriza tus redes, escucha a tu comunidad e irás viendo resultados.

Puede parecer un proceso lento, rápido no es, no nos engañemos, pero el social selling es actualmente la manera de llegar a más clientes. Recuerda lo tediosas y poco gratificantes que son las llamadas telefónicas o visitas a puerta fría. Si tienes paciencia e implementas una buena estrategia,
las oportunidades son infinitas.

¿Sabes qué contenido te puede ayudar a vender muy bien?: Los Testimonios.

Generan la confianza necesaria que otros necesitan para comprarte.  No pienses en otros, piensa en ti, y responde a esta pregunta: ¿Qué haces cuando quieres comprar algo en internet?. Está claro, miras las recomendaciones y reseñas de otros usuarios.

Si te hemos ayudado a ver que las redes sociales no solo hay postureo, nos damos por satisfechos.

Ahora bien, si no sabes muy bien cómo empezar a utilizar tus redes para que sean tu canal de venta, ponte en contacto con nosotros, en 3D3 Comunicación hacemos equipo contigo, te ayudamos a elaborar tu plan de Social Selling para que estar en redes sociales no sea una obligación.
¿Hablamos?