branding emocional

¿Sabías que el branding emocional puede ayudarte a vender más?

Muchas marcas han conseguido un gran reconocimiento entre los consumidores gracias a la estrategia de branding emocional que se han labrado. Aunque es un camino difícil y complejo, desde 3D3 Comunicación te damos algunas claves que debes seguir para conectar con tu público emocionalmente.

Cuando hablamos de branding en marketing hacemos mención a construir relaciones entre empresa y cliente a raíz del reconocimiento y la buena valoración, lanzando el posicionamiento de la marca. Las relaciones siempre deben construirse partiendo del respeto mutuo y la confianza, por lo que debemos reflexionar acerca del beneficio para ambas partes a través de la venta. Para ello, la mejor estrategia es el branding emocional.

Según Marc Gobé, autor de Branding emocional: el nuevo paradigma para conectar las marcas emocionalmente con las personas, “el mayor error de las estrategias de branding es creer que el branding se basa en las cuotas de mercado, en lugar de basarse en las emociones”.

Por tanto, el branding emocional, como su propio nombre indica, persigue la respuesta emocional por parte del público objetivo que va destinada a consolidar un deseo hacia la marca o el producto en sí mismo. Un deseo que no puede ser explicado de forma racional, aunque sí derive de un pensamiento, razonamiento o una sensación.

De esta forma, el branding emocional genera el engagement que necesitas para vender. La idea es que las decisiones que tomamos a menudo responden al más simple deseo de sentirnos bien hallando un valor sentimental. No obstante, la emoción puede desencadenar acciones dependiendo de su naturaleza y la razón que tiene esa emoción, por lo que es muy importante saber encauzar nuestras estrategias adecuadamente.

Claves para comenzar a aplicar el branding emocional

Estos tips te ayudarán a profundizar en la sensibilidad que necesitan tus campañas publicitarias para conectar con tus potenciales clientes:

  • Define tu estilo de marca: esto nace antes incluso que la identidad corporativa. Debes inspirar a tus clientes con aquello que te caracteriza y te diferencia de lo demás, siempre y cuando sean aspectos que sumen empatía.
  • Piensa en las personas que hay detrás de las cifras: focaliza a esas personas y conoce sus deseos, sólo así lograrás el apego emocional.
  • Vincula sentimientos y valores positivos con la marca o producto: así como reconocidas marcas de lencería vinculan sus productos con la sensualidad o la indiscutible belleza, Coca Cola crea una estrategia tan sencilla como relacionar la felicidad con la sensación de beber el refresco. ¿Qué sensaciones o sentimientos pueden explotar tu producto? A veces la clave está en la sinceridad.
  • Comparte tu historia: ¿has pensado en una estrategia de storytelling? Contar una historia que atrape al público objetivo es una buena estrategia de branding
  • Profundiza en detalles que sorprendan: si no se queda indiferente es que has ganado. Para bien o para mal, estás fomentando que el mensaje sea compartido y, por ende, más conocido.

Y tú, ¿ya has aplicado el branding emocional dentro de tu empresa?

Share your thoughts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies